Bienvenidos

Portal de servicios de la oficina de comunicaciones de su Divina Gracia Srila Bhakti Aloka Paramadvaiti Maharaj, fundador Acarya de VRINDA - El Instituto Vrindavan para el estudio de la Cultura Vaishnava.

Comunidad

Miembro de la Asociación Mundial Vaishnava
Noticias VINA

Opulencia Espiritual.

Om Namo Bhagavate Vasudevaya.

Muchas gracias a todos ustedes por acompa�arme esta noche, en esta reuni�n, con la tem�tica del Yoga, que es la uni�n con el Supremo.

Todos queremos vincularnos con una persona muy importante, lo cual es una cosa natural. Siempre en la vida es as�. Si alguien canta muy lindo, quieres estar cerca de �l; si alguien es muy sabio, quieres escuchar de �l; si alguien es muy famoso, quieres saber lo que dir�n acerca de �l. �sas son cosas que se llaman opulencias, pues si alguien es opulento de alguna forma, es atractivo.

�Por qu� todos sentimos alguna atracci�n hacia la Opulencia?

�La explicaci�n de esto es que todos nosotros venimos de la persona que es supremamente opulenta, es decir, del Se�or Sri Krishna. Uno de los infinitos nombres de Sri Krsna es Bhagavan, lo que quiere decir que el Se�or posee todas las opulencias plenamente, y por eso es muy natural que uno est� atra�do a ellas.

�Deseamos mucho dinero, mucha riqueza, pero ni siquiera nosotros mismos seremos felices con esto y mucho menos podremos hacer felices a otros, porque en este mundo material la opulencia siempre tiene deficiencia. Por ejemplo, alguien puede ser muy rico, pero a la vez, feo. Entonces, esta persona rica ve a un pobre que es bonito, �qu� siente �l? Se pone celoso, envidioso y queda muy perturbado.� Y as�, tal vez una persona cree tener todo el conocimiento que pueda imaginarse, pero ni siquiera puede dejar de fumar cigarrillos. �l se siente como un esclavo, totalmente miserable, a pesar de que cree tener tantas cosas. As� es, en este mundo material siempre nos hace falta algo, siempre algo va exactamente a lo contrario, porque en el mundo material las opulencias no son completas, no son suficientes.

��La Opulencia m�s grande: la Humildad.

��La opulencia m�s grande, es la que la Suprema Personalidad de Dios nos dio personalmente y es totalmente tangible para que nosotros la podamos conseguir en esta vida. A ver, �qui�n me propone cu�l es esta gran opulencia que todos podemos obtener, y que es la m�s grande de todas? Es m�s grande que todas las riquezas del mundo. A ver, �qui�n me la propone?

Trinad api sunicena

tarot api sahisnuna

amanina manadena

kirtaniyah sada harih.

El Se�or Caitanya dice: "Uno debe cantar el Santo Nombre del Se�or en un estado mental humilde, consider�ndose m�s insignificante que una hojarasca de la calle, ser m�s tolerante que un �rbol, y estar dispuesto a ofrecer pleno respeto a los dem�s sin desear respeto para s� mismo."

En ese estado mental humilde, uno podr� quedarse en la vida espiritual permanentemente. Esta calidad de humildad es propia del Se�or Supremo. Dios mismo tiene la m�xima humildad y esto lo comprueban las mismas Escrituras. La humildad de Dios no tiene comparaci�n, porque siendo �l el Se�or Supremo, tambi�n es �l el Supremo Renunciante. �l puede renunciar a toda Su gloria, a todo Su poder, puede renunciar a todo para quedarse al lado tuyo en la forma de Sri Paramatma o la Superalma que est� situada en tu coraz�n. Ah� est� situado �l, y act�a como tu Maestro interno quien habla haciendo votos a trav�s de la voz interna, o como se dice, es el �ngel de la guarda que nos protege y nos cuida mostr�ndonos qu� hacer y qu� no hacer. Esto sucede cuando uno no est� completamente endurecido por su conciencia externa.

La Bondad: el camino para comprender a la Verdad Suprema.

Para obtener la perfecci�n de la Superalma, necesitamos tener verdaderas ansias de querer situarnos en la Verdad, y �sta se consigue con la Bondad. La Bondad y la Verdad est�n muy vinculadas y asociadas, porque donde hay Bondad podemos comprender a la Verdad, y donde est� la Verdad siempre reina la Bondad. La Verdad comprende tanto a los que la entienden, como tambi�n a los que no, por eso se dice que la justicia es humana, pero el perd�n es divino.

Cuando nosotros nos acercamos a la Verdad Suprema, sabemos que necesitamos acudir al Perd�n Divino, porque por la justicia nosotros hemos cometido demasiados errores, somos muy descualificados. Pero cuando uno ve la posici�n de Krishna en el coraz�n como maestro interno, inmediatamente entendemos que �l tiene mucha humildad. ��l nos quiere tanto! �l cuida de nosotros paso a paso y siempre nos propone una buena gu�a, pero sin quitarnos el libre albedr�o, porque si el Se�or nos quitara el libre albedr�o inmediatamente nuestra facultad o capacidad de amar ser�a aniquilada, y eso es lo que menos quiere Dios.

La Humildad es necesaria para conseguir el Amor.

Dios nos quiere dar el regalo m�s grande que existe: Prema, o el amor espiritual. Prema dhama evaneva no ni goura sundaram. El Se�or Caitanya Mahaprabhu vino a ense�arnos el Prema Dhama, el camino del amor espiritual puro. Sri Caitanya dijo que para esto necesitamos la gran opulencia de la Humildad, por eso la humildad es un tema que no lo podemos estudiar suficientemente. La Humildad implica que uno logre realizar que estamos aqu�, para contribuir a darle felicidad a los dem�s.

Cada uno naci� en este mundo para contribuir en hacer felices a los dem�s, �cr�anmelo! Vamos a analizarlo un poco. Primero, cuando nace el ni�o, la mam� lo toma en sus brazos y lo aprieta bien fuerte en su coraz�n. El ni�o se siente muy c�modo y muy refugiado en esa posici�n, cerca del coraz�n de su madre. Tan pronto como el ni�o chille, la madre corre y pone a su beb� de vuelta a su coraz�n, y estando cerca del coraz�n de la mam� comienza a tomar leche de su pecho. El beb� se siente completamente refugiado. As� comienza la vida de cada uno de nosotros, menos aqu�llos que por su mal Karma les toca la incubadora. ��sos s� sufrieron todos! porque los que salen de las incubadoras son medios traumatizados, siempre tiene miedo de que los abandonen y tienen un gran problema porque no tuvieron ese refugio del coraz�n de la mam�. Entonces, la mam� sabe que es su deber el hacer feliz a su beb�.

Despu�s, cuando el ni�o crece, (todos, intuitivamente, saben que a un ni�o tenemos que hacerle alg�n bien) uno les toma el brazo y les da un regalito o una caricia en la cabeza. La mam�, como estrella hero�ca, sabe lo que bien a su hijo, y cuando tiene 30 a�os, la mam� todav�a quiere hacerle un bien a su hijo. Mam�s con sus hijos son victorias ganadas, pues ellas siempre saben como conducirse.

La Humildad en la Mujer..

Yo me pregunto ahora lo siguiente: si una mam� quiere hacer feliz a su hijo y el pap� tambi�n, �por qu�, entonces, una mam� har�a da�o al hijo de otro? No tiene sentido. Si ella quiere hacer lo mejor para su hijo, entonces, �por qu� maltrata a otra persona, a un hijo de otra madre? No es natural, por eso las madres pueden sentir el sufrimiento de otras madres y por eso los sentimientos amorosos de maternidad de la mujer, en el mundo material, son los m�s nobles sentimientos. Si queremos adorar a alg�n sentimiento del mundo material, siempre ser� el amor de las madres. En este sentido las mujeres llevan miles de a�os de ventaja frente a los hombres, pero eso no quiere decir que no hayan mujeres que no tengan un mal pensamiento en alg�n momento, eso es obviamente posible. La naturaleza de la mujer es que representa la bondad de su coraz�n. Esta bondad es la del Creador hacia nosotros. La madre tiene la facultad de mantener�� el equilibrio religioso en la familia, y seg�n la Cultura V�dica, la madre manda en la casa, (claro que no es una competencia con el esposo) no es una cosa donde ella subyuge a el esposo y lo controle y lo haga sentirse mal, �no, no, no!, de ninguna manera. Eso s�, el hombre en la Cultura V�dica simplemente sabe de intuici�n en los temas del amor familiar.

Las mujeres, como g�nero, tienen la gran responsabilidad de mantener en la familia la religiosidad, pero cuando la mujer es explotada como hoy en d�a, ya no es vista como una persona importante en el n�cleo familiar. Solamente es vista como un objeto para complacer los sentidos, y eso se debe a que hay un desequilibrio religioso y las mujeres no saben c�mo defenderse ante esto. En la Cultura V�dica se dice que el hombre y la mujer se complementan perfectamente y que toda relaci�n entre hombres y mujeres que no funciona en base de complementarse, no son correctos. En otras palabras las mujeres, en la casa, tienen el criterio, y el hombre, en la calle cuando hacen su trabajo, tiene su criterio no olvid�ndose de su familia que est� bajo la buena protecci�n de su esposa.

As�, de esta forma, se puede entender un tipo de humildad en la mujer, pues ella abraza a todos y al mismo tiempo se somete a el resto, y la humildad del esposo es que �l da a su esposa la libertad de hacer las cosas correctas. Si usted aplica esto a un gobierno, todos somos familia (porque todos somos familias grandes. Est� la familia de un pueblo, la familia de un ashram y por �ltimo, la familia de un pa�s).� Y porque todo el pa�s es una familia, la esposa del Presidente se llama la Primera Dama. Ella deber�a sentir que toda la ciudadan�a son sus hijos y ella tiene que asegurarse de que su esposo, el Rey, no maltrate a nadie, porque todos est�n bajo su cuidado. Ella representa la maternidad ante de todo un pueblo.

El verdadero significado de la Humildad.

La Humildad significa que todos debemos aceptar que tenemos que trabajar juntos para hacer feliz a todo el mundo, trabajar para el bien de todos los dem�s. ��sa es la Humildad a la que me refiero! Humildad es un sentimiento abstracto en que uno piensa: " �soy tan ca�do!" Humildad quiere decir esforzarse para hacer feliz a los dem�s, esforzarse para darle a los dem�s lo que necesitan. La tesis, el planteamiento de los Vedas, es que nosotros hemos nacido exclusivamente para hacer feliz a los dem�s. No estamos aqu� para mirar pel�culas de Rambo porque con eso, no hacemos feliz a nadie. No nacimos aqu� para llenarnos la cabeza con drogas para gozar un poco. No nacimos aqu� para enga�ar a los dem�s, para tener m�s billetes en los bolsillos, �no, Se�or, no! �No naciste para eso! T� naciste para hacer feliz a los dem�s porque Dios mismo quiere hacer feliz a los dem�s, pues �se es el esp�ritu correcto, �sa es la Verdadera Humildad, el entender esto. Si por una u otra raz�n yo no hago feliz a otra persona, debo preocuparme. Y si yo me doy cuenta de que no estoy haciendo feliz a otra persona, y no mepreocupo, eso es muy insensible, es lo mismo que poner un cadaver de un animal sobre la mesa para com�rmela. Cuando nos damos cuenta que ese animal fue matado en un matadero, en horribles condiciones, es porque tenemos un poco de sensibilidad. Esta sensibilidad es tan importante y deber�amos tenerla para con todos. Eso es algo que se llama:

trinad api sunicena

taror api sahisnuna

amanina madanena

kirtanyah sada harih

Uno debe gozar haciendo felices a los dem�s. Si yo logro una sonrisa en tu cara porque� hice algo que te gust�, yo deber�a sentirme realizado, mientras que todo el mundo a mi alrededor est� indiferente. �Yo los quiero ver felices! Hacer una feliz vida espiritual, una feliz vida familiar, una feliz vida trascendental. Vida Divina es donde t� haces todo lo que puedas para hacer felices a los dem�s. �Eso nos cuesta tanto, es tan dif�cil!

Pero Dios mismo nos acompa�a en nuestro coraz�n para iluminarnos, para hacernos felices y para eso practicamos el Ishtaghosti, que es una reuni�n de devotos en el servicio de su Ishta, su Se�or Adorado, para averiguar si todo el mundo est� feliz. El Ishtaghosti no tiene otro prop�sito que el de complacer a Dios y hacer felices a los que participan, esto es una autodisciplina muy fuerte y el que practica esto crece, crece y crece espiritualmente.

La Compasi�n.

Algunas personas piensan, pero, �qu� hago con mis enemigos? No, ellos no existen, los enemigos te los inventas, te los imaginas, solamente es producto de nuestra ignorancia. �Sabe usted una cosa? Si alguien le hace alg�n mal, jam�s lo hizo para hacerte sufrir. Si lo pensamos bien, �se es un problema filos�fico y si lo entiendes, te sacar� de muchos apuros en la vida. El que te hace sentir mal, �nicamente defiende sus c�rculos de intereses, inclusive, cuando �l a prop�sito te hace sentir mal, solamente lo hace porque quiere alejarte, �l tiene temor de ti, no quiere que te acerques. No existe tal enemigo, cada uno es enemigo de s� mismo porque nosotros proyectamos nuestra ignorancia en ese "enemigo".

Los animales agreden para defenderse o porque tienen temores. T� podr�as causarles sufrimiento porque los seres humanos solamente hacen cosas terribles cuando quieren defender su c�rculo de intereses. Por eso cuando uno piensa que la gente est� en contra de nosotros, eso es ilusi�n pues nadie tiene tiempo para ser enemigo tuyo, todo el mundo est� demasiado ocupado en poder ser amigo de s� mismo y t� no eres tan importante para que alguien quiera ser tu enemigo. Cuando alguien haga algo que me lastime, yo inmediatamente deber�a sentir pena por esa persona en vez de enojarme, pues solamente lo hizo porque estaba inseguro, estaba temeroso, estaba confundido. En otras palabras, quien nos hace algo malo deber�a ser objeto de nuestra compasi�n, deber�amos sentir pena por esa persona que anda por el mundo haciendo el mal a los dem�s, inclusive, los que comen carne demuestran que quieren ver a los animales sufrir. Ellos dicen que necesitan las prote�nas para proteger a su familia y tienen muchos pretextos para justificar lo que hacen.

Hacer felices a los dem�s.

La �nica cosa que nos hace salir de esto, es empalmar nuestra relaci�n con Dios, y esto sucede cuando hay una visi�n espiritual que aclare, y esto nos lleva a lo anterior, a que nacimos para hacer felices a los dem�s. A nosotros nos conviene hacer felices a los dem�s, porque eso es lo �nico que nos va a hacer felices a nosotros. �sa es la l�gica centrada en nosotros mismos, el comprender este mensaje. Si t� haces felices a los dem�s como una ofrenda a Dios, eso es lo mejor. Si t� ofreces tu esfuerzo en hacer felices a los dem�s y no para hacerte feliz a t� mismo, y s� para hacer feliz a Dios, entonces tu vida comienza a ser Trascendental. Cuando t� haces felices a los dem�s solamente para hacerte feliz a t� mismo, eso se llama acci�n caritativa bondadosa y generosa en la modalidad de la Bondad. Eso es bueno, pero es burdo, porque Dios tiene que ser parte de todo lo que uno hace, todo debe ser una ofrenda al Se�or Supremo y as� nos vamos a llenar con la verdadera Conciencia Trascendental. Nacimos en este mundo para aprender a hacer felices a los dem�s, y �c�mo uno aprende esto? Siendo muy sensible. Uno tiene que tener la sensibilidad de observar c�mo, lo que yo hago, impacta a los dem�s. Saber qu� piensa mi mam�, qu� piensa mi profesor, qu� piensa mi amiga, qu� piensa el perrito, qu� piensan todos esos seres que viven a mi alrededor, c�mo ellos se sienten cuando me ven a m�. Y cuando ud. asuste a la gente cuando aparezca, es bien seguro que su conducta est� equivocada.

�El deber del Brahmana, del Kshatrya, del Vaisya y del Sudra: hacer felices a los dem�s.

Realmente, hacer felices a los dem�s es algo natural. Todo el sistema de la Cultura V�dica est� basado en hacer felices a los dem�s. El Brahmana es el consejero de todos y no cobra por su consejer�a. El Brahmana act�a como m�dico Kavi Das y como Jyothish, astr�logo consejero. Act�a como padre y como Maestro Espiritual. �sas son las facultades de un Brahmana, �l no puede cobrar por sus servicios. No es nada Brahmana la persona que reciba algo. A un Brahmana se lo debe recompensar con donaciones de acuerdo a sus facilidades y facultades, como hay un dicho en China: "al m�dico s�lo se le paga si uno tiene buena salud, cuando uno tiene mala salud, no hay que pagarle al m�dico". Porque �l es el culpable al no guiarlo bien para poder vivir una vida sana.

En la India, la medicina es preventiva, o sea, vivir de tal manera en que no se contamine el cuerpo, no se contamine la mente. As�, el Brahmana es alguien muy especial, ayuda mucho y no pide nada, y lo mejor es que la gente lo cuida. �Ser�an muy desagradecidos las personas que reciben apoyo y no dan nada!

Los Brahmanas en la Cultura V�dica, como ustedes est�n imagin�ndolos, son muy buena gente y muy valiosos, y desde luego, todo el mundo los quiere. Despu�s vienen los Kshatryas, que son los administradores, los reyes, son los que aseguran que haya un buen sistema de manejo, que haya escuela para los ni�os, que los ancianos est�n bien, que haya distribuci�n de la comida. Cada pa�s produce muchos granos, los Kshatryas tienen que ver que no les hagan falta a nadie. Los Kshatryas son personas muy ocupadas, y a veces, ellos atacan cuando alguien hace algo malo a la poblaci�n. Castigan al malechor, por eso ellos son siempre hero�cos y no permiten que haya injusticia. Cuando los Kshatryas tienen alguna pregunta o est�n inseguros, van a consultar a los Brahmanas, pues saben muy bien que no pueden tomar desiciones independientes y que tienen que asesorarse con aqu�llos que est�n fundamentados con la Verdad. En otras palabras, el Brahmana es un servidor para asegurar que est� feliz toda la gente.

�El comerciante tambi�n hace muchas cosas para que todo mundo tenga lo que necesita. El comerciante se llama Vaysa. Planta la tierra, cultiva, protege a las vacas, produce ghee, yoghurt y lo distribuye. El comerciante se preocupa de que hayan telas para vestir los cuerpos, que hayan metales para fabricar ollas, �l se preocupa de que todo el mundo tenga dinero para entregar al gobierno para el trabajo de ellos, las escuelas, y todo eso. El Vaysa siempre est� pendiente de que no le haga falta nada a la gente, y �l maneja esto. As� �l complace a la Suprema Personalidad de Dios. �Y el obrero, el Sudra, hace mil cosas para que todo mundo sea feliz. El Sudra hace pinturas, hace construcciones de casa, �l es experto en todo tipo de artes en manualidades. El Sudra es un experto en cuidar el medio ambiente y asiste a todos los que necesiten una ayuda experta. Un Sudra es un hombre de responsabilidad y de confianza y cuando �l llega, todos se ponen contentos.

Todos ellos est�n absortos en complacer a la Suprema Personalidad de Dios, y en hacer felices a los dem�s.

Bienvenido, estamos para servirle. Use este medio para comunicarse con nosotros de una forma rápida y segura.
* espacios requeridos

Por favor seleccione el destino o tema de su mensaje: Pedido de informes a la oficina de comunicaciones de Vrinda
Carta personal a Swami B.A. Paramadvaiti
A Pancatattwa das, secretario de Swami B.A. Paramadvaiti
Reporte de noticia o anuncio a la comunidad
Soy miembro de Vrinda, quiero mandar mis datos personales
Preguntas sobre la filosofía o temas relacionados
Pedido de ayuda espiritual, consejería
Sólo quiero dar un comentario o sugerencia

Información adicional de ayuda para servirle mejor: Primera vez que escribo a la comunidad Vrinda
Mensaje urgente
Pedido de ayuda en emergencia

Nombre:*
Ciudad:*
País:*
Resumen corto del mensaje (mensaje o pregunta que resume toda su carta, esto nos ayuda a identificar la urgencia o prioridad de su mensaje) :
Máximo tres líneas por favor.*

Mensaje completo:

Su dirección e-mail:*
E-mail secundario:
Para miembros y amigos de la comunidad: Recibí iniciación espiritual de:
Swami B.A. Paramadvaiti
Srila Atulananda Acarya
Otro:
Fecha de iniciación (día/mes/año):

Edad:
Sexo: Masculino Femenino
Teléfono:
Ocupación, profesión:
Página web, blog:
Intereses, hobbies:
Deseo recibir gratis en mi correo: Boletín de Yoga Inbound y Vegetarianismo
Noticias de la comunidad Vrinda
Anuncios y noticias para miembros de la comunidad

Extra: Antes escribí pero no recibí respuesta
Deseo confirmación de recepción de este mensaje
Ya me suscribí al boletín pero no recibo noticias ni boletines, por favor revisar mi suscripción

Por favor revise bien antes de enviar su mensaje, los espacios requeridos son: nombre, resumen, email, ciudad y país.
Gracias por escribir.




Volver al inicio de la página

Recomendados

Archivos de GuruMaharaj.net 

Apuntes de clases | Artículos
Canciones | Cartas
Comentarios | Conferencias
Consejos | Entrevistas
Frases | Libros
Ofrendas | Poemas
Proyectos | Reflexiones  
Reportes
Resumenes de chats

OKI RECOMENDADO
 
Ver nuevos OKIs