Bienvenidos

Portal de servicios de la oficina de comunicaciones de su Divina Gracia Srila Bhakti Aloka Paramadvaiti Maharaj, fundador Acarya de VRINDA - El Instituto Vrindavan para el estudio de la Cultura Vaishnava.

Comunidad

Miembro de la Asociación Mundial Vaishnava
Noticias VINA

Narración de los pasatiempos de infancia de Nityananda Prabhu, y Su peregrinaje a los lugares sagrados.

El siguiente es un resumen del capítulo nueve del Caitanya Bhagavata
Adi-Lila


Este capítulo describe los pasatiempos de infancia de Nityananda hasta Sus doce años, tiempo durante el cual representó los divinos pasatiempos de Krisna, Rama, Vamana, y los otros avataras de Visnu. Este capítulo también describe el viaje por diferentes lugares sagrados que llevó a cabo hasta los veinte años.

Por orden de Goura Krisna, Ananta Deva ya había hecho su aparición en el pueblo de Ekachakra en Radhades. Así, Nityananda Prabhu apareció como la luna desde el mar del vientre de Padmavati, la esposa de Hadai Pandita. Y así como la luna saliente, Él disipó toda la oscuridad que cubría la tierra de Radhades por Su auspiciosa aparición. Como niño, Nityananda constantemente jugaba con Sus amiguitos imitando los pasatiempos de Krisna.

Una vez, Sus amigos representaron el papel de la asamblea de dioses, que estaban deseosos de pedir al Señor aliviar la carga de mal que oprimía la tierra. Nityananda Prabhu se llevó un niño que vestía como la tierra, y junto con los niños que actuaban como los diferentes dioses reunidos, fue a las riberas del río Ganges. Allí se dirigió al señor que reposa en el océano de leche, Ksirodaksayi Visnu. En ese momento, uno de los niños hizo de Señor Visnu, y estando fuera de la vista de los demás habló en una voz grave que todos pudieron oír: "Yo naceré con seguridad en Goloka Mathura para aliviar la carga de la tierra".

Y así Nityananda Prabhu representó los diferentes pasatiempos de Krisna, que el Señor ejecutó durante la era de Dvapara. Representó los pasatiempos del matrimonio de Vasudeva y Devaki, el nacimiento de Krisna en la prisión de Kamsa, el viaje de Vasudeva a Nandagram y cómo él cargó a Krisna sobre el río Yamuna, su regreso de Nandagram y cómo el trajo a Mahamaya, quien acababa de aparecer como la hija de Yasoda.

Él representó la matanza de Putana, el rompimiento de la carreta, los pasatiempos de Krisna de robar mantequilla, y la matanza de los demonios Dhenuka, Agha, y Baka. También mostró los pasatiempos de pastoreo de las vacas, el levantamiento de la colina de Govardhan, el robo de la ropa de las Gopis, la misericordia que otorgó el Señor a las esposas de los brahmanas que hacían sacrificios. El envío de consejos secretos a Kamsa, disfrazado de Narada, la matanza del elefante Kuvalaya y de los luchadores Kanura y Mustika, y la matanza de Kamsa.

Nityananda Prabhu también representó el pasatiempo del engaño de Vamana Deva a Bali de los tres mundos, y tomó el papel de Ramacandra. Sus amigos actuaban en el papel de soldados micos que pretendían construir un puente de piedras flotantes a través del océano, imitando los pasatiempos de Rama. Una vez, Nitay hizo de Laksman, y con el arco en la mano, atacaba el palacio de Sugriva. Una vez hizo de Rama, quebrando el orgullo de Parasurama. Una vez, hizo de Laksman que pretendía matar a Indrajit y luego se desmayó, golpeado por las poderosas flechas de Ravana, el rey demonio.

Él representó el pasatiempo de necesitar la medicina de la colina Gandamadana traída por Hanuman, y se recobraba de las heridas después de recibir la medicina. Nityananda pasó doce años representando estos pasatiempos. Luego, fue a visitar los diferentes lugares sagrados para purificarlos de los pecados dejados por los peregrinos que los visitan. Él dio la vuelta a los lugares sagrados en el norte y sur de la India, con el pretexto de peregrinaje, y así se ocupó hasta los veinte años cuando llegó a Navadvip y se encontró con Caitanya Mahaprabhu. Durante Su viaje por los diferentes lugares sagrados, Nityananda Prabhu encontró a Madhavendra Puri, Isvara Puri, y Brahmananda Puri. Nityananda pasó muchos días disfrutando el éxtasis de Krisna katha en compañía de Madhavendra Puri y sus discípulos. Después visitó Setuvandha, Danatirtha, Mayapuri, Avanti, Godavari Jiyara Nrsmha, Devapari,Trimala, Kurmaksetra y muchos otros sitios sagrados.

Por último llegó Jagannath Puri, donde tomó darsan de Jagannath Deva y fue profundamente conmovido de éxtasis al ver la Deidad. Desde Jagannath Puri, regreso de nuevo a Mathura. El capítulo cierra con una explicación de la renunciación del Señor Nityananda.

El Señor Nityananda, quien es idéntico al poderoso Balarama, manifiesta durante este período sus pasatiempos de predicar el santo nombre en amor por Dios. El capítulo concluye con una descripción de la grandeza de Nityananda Balarama.

Texto del capítulo

Todas las glorias a Sri Krisna Caitanya, el océano de misericordia. Todas las glorias a Nityananda Prabhu, el amigo de los desvalidos. Todas las glorias a la vida y alma de Sri Advaita Candra. Todas las glorias a Él quien es el único refugio de Srivasa y Gadadhara. Todas las glorias a Visvambhara, el hijo de Jagannath Misra y Saci Devi, quien siempre es amado por Sus devotos y seguidores.

Antes del advenimiento de Sri Caitanya Mahaprabhu, Ananta Deva había aparecido por orden del Señor. Nació en Radhadesa para ayudar a representar el divino lila del Señor. El nombre de Su padre era Hadai Pandita, y el de Su madre Padmavati. Él apareció en el pueblo de Ekacakra, en la tierra de Gauda. Desde la infancia era soberbio, altamente inteligente y supremamente calificado. El niño era millones de veces más bello que Cupido.

Desde el momento de Su nacimiento, aparecieron en Radhades síntomas auspiciosos. Todas las variedades de hambre, pobreza, e infelicidad inmediatamente desaparecieron. El día que Sri Gouracandra apareció en Sridham Navadvip, Nityananda Prabhu gritó de felicidad. El vasto universo fue penetrado con el sonido de sus gritos, y todo el mundo estaba asombrado. Algunos dijeron: "El rayo descendió a la tierra". Muchos pudieron entender que la poderosa perturbación era el resultado de algún poder divino. Algunos dijeron: "Sabemos la causa. El maestro de Gauda ha hablado en voz de trueno". Y así, todos daban sus diferentes opiniones. Pero por el poder de la energía ilusoria de Krisna nadie pudo reconocer la posición trascendental de Nityananda Prabhu.

Así, manteniendo inmanifiesta su naturaleza divina, el Señor Supremo, Nityananda Prabhu se deleitó en la compañía de los niños de Su edad. En todos los juegos que el Señor hizo con los niños, Krisna era el centro. En realidad, su juego no era sino el lila del Señor. Nityananda Prabhu celebró una asamblea de los dioses, con uno de los niños actuando como la tierra que presentaba la petición de los semidioses al Señor Supremo Visnu. Todos fueron con la "Tierra" a las riberas del río donde oraron al Señor del universo, Ksirodakasayi Visnu.

Fuera de la vista de todos, un niño clamó en voz alta desde su escondite: "Pronto naceré en el pueblo de pastores de Mathura". Otro día, Nityananda y Sus amiguitos se reunieron en el pueblo para celebrar el matrimonio de Vasudeva y Devaki. Una vez, habiendo hecho su teatro en la prisión de Kamsa, Él representó el pasatiempo de la divina aparición de Krisna al final de la noche. Nityananda Prabhu construyó un establo y puso a Krisna allí, engañando a Kamsa al sustituir a Yogamaya por Krisna en la prisión.

En otra ocasión, vistió a uno de Sus amiguitos como Putana, mientras otro escalando su cuerpo, pretendía chupar su seno como el niño Krisna. Una vez, habiendo construido una carreta hecha de cañas con la ayuda de los niños, Nityananda la quebró. Nityananda Prabhu llevaba a Sus amiguitos a casa del lechero local y robaban leche y yogurt, siguiendo los pasos de Krisna. Sus amiguitos nunca dejaban Su compañía, ni regresaban a sus casas, si no que día y noche jugaban en compañía de Nityananda. Sus madres y padres tampoco se quejaban, si no que todos amaban a Nityananda Prabhu con sus corazones y almas. Él daba abrazos afectuosos a Sus parientes y amigos. Al contemplar Sus asombrosos pasatiempos de infancia, todos decían: "Nunca hemos visto tan maravillosa actuación. Cómo es posible que este niño haya aprendido todas estas actividades de Krisna". Un día, habiendo hecho serpientes de ramas de árboles, llevó a los niños a un pozo. Uno de los niños entró al agua y flotaba inmóvil. Nityananda lo despertó. Otro día Él llevó a los niños a una gruta de árboles de palma, donde jugaron a matar al demonio Dhenuka, y saborearon los frutos de la palma conocidos como frutas Tal. A menudo iba a las tierras de pastoreo y allí hacían muchos juegos con los niños. Después de hacer demonios de juguete y de llamarlos Baka, Agha, y Vatsa, Él los mató. Nityananda regresaba a casa con Sus amiguitos por la tarde, todos soplando cuernos de búfalo.

Un día, Él imitó el pasatiempo de levantar la colina de Govardhan. Otro día, después de construir una réplica de Vrindavan, jugó allí con Sus amigos. Un día, robó las ropas de las Gopis, y otro día, visitó a las esposas de los brahmanas comprometidos en sacrificios. Uno de los niños hacía de Narada Muni, y disfrazándose con una barba dio consejos confidenciales a Kamsa. Un día, un niño se disfrazó de Akrura, y llevó a Krisna y Balarama fuera de Vrindavan por orden de Kamsa. Nityananda lloró de pena, sintiendo separación de Krisna, en el humor de las gopis. Corrientes de lágrimas fluyeron de Sus ojos a la vista de los niños.

Influenciados por la energía ilusoria de Visnu, nadie podía entender la naturaleza trascendental del divino lila de Nityananda Prabhu, mientras los niños jugaban en Su compañía. Después de construir una réplica de Mathura, Él la recorrió con los niños. Unos hacían de fabricantes de guirnaldas y otros portaban las guirnaldas. Nityananda vistió a uno de ellos como Kubja y fue perfumado por ella.

Un día, habiendo hecho un arco, Nityananda Prabhu lo quebró con un ruido estruendoso. Después de matar al elefante Kuvalapida y a los luchadores Chanura y Mustika, golpeó contra el piso y arrastró de los cabellos a un niño que actuó como Kamsa. Habiendo matado a Kamsa, danzó feliz con los niños. Así, los pasatiempos de Nityananda como niño hicieron reír y deleitar a toda la gente de Ekachakra.

Nityananda Prabhu en Sus pasatiempos imitó las actividades trascendentales de todos los avataras de Dios. Un día, Nityananda hizo de Vamana y otro niño de Bali Maharaja. Así, Nityananda lo engaño para que diera en caridad los tres mundos, mientras un niño vestido de viejo, actuó como Sukracarya y prohibió el regalo. Luego, Nityananda como Vamana, después de aceptar la limosna de Bali, puso Sus pies de loto sobre la cabeza de ese niño.

Un día, Nityananda Prabhu jugó a construir un puente de árboles y piedras a través del océano, mientras los niños actuaban como soldados micos. De esta forma cortó plantas de baranda y las tiraba al agua, pretendiendo que eran gigantes árboles, mientras los niños gritaban ¡Jay Rama! ¡Jaya Raghunath! ¡Victoria a Rama! ¡Victoria al Señor de la dinastía Raghu!

El Señor asumió el papel de Laksman, y con el arco en la mano, fue al palacio de Sugriva en un acceso de ira y le dijo: "Tú, mico tonto, mi Señor Rama se está poniendo en ansiedad por tus actos. Mi Señor te está esperando en la montaña Malyavan, en completa aflicción. Y tú, malvado mico, estás ocupado gozando con mujeres, si aprecias tu vida, entonces vé donde Rama lo más rápido que puedas, y ofrécele tu ayuda". Otro día en el humor de laksman, castigó a Parasurama diciendo airado: "¡Oh brahmana! No puedo ser considerado responsable por lo que te pase si no huyes en el acto". Los niños, en su inocencia, tomaban la absorción de Nityananda como Laksman, como nada más que un juego de niños. Ellos desconocían Su posición como la suprema personalidad de Dios. Algunos deambulaban como los cinco micos, y tomando el papel de Laksman, Nityananda Prabhu preguntaba: "¿Quiénes soís micos que deambuláis por los bosques? ¡Decidme! Soy el sirviente de Ragunath".

Ellos le respondían: "Andamos por aquí por miedo a Bali. ¡Llévanos donde Rama! Aceptamos el polvo de tus pies de loto sobre nuestras cabezas". Dándoles un abrazo de corazón, Él los llevaba donde su maestro y se inclinaron a los pies de Rama, cayendo tendidos como un tronco. En el papel de Laksman, un día Nityananda fue golpeado por Indrajit. Otro día Él jugó a matar a Indrajit. Habiendo hecho que un niño tomara el papel de Vibhisana, Él llevó a Vibhisana a la presencia de Rama y luego le instaló como rey de Lanka.

Otro niño gritaba, "¡Oh! Yo vengo como Ravana. Cuidaos de las flechas de mi arco. Que Laksman os proteja si puede". Con esto, el niño que hacía de Ravana lanzó una flor de loto a Nityananda, quien se tiró al piso, sin sentidos, como un Laksman derrotado.

Habiéndose desmayado, Nityananda Prabhu no se levantaba. Aunque los niños trataban de hacerle levantar de muchas maneras, Nityananda no mostraba signos vitales en ninguna parte de su cuerpo. Todos los niños se pusieron las manos sobre sus cabezas y lloraban y gritaban. Al escuchar sus gritos los padres de Nityananda se apresuraron hasta el sitio. Al encontrar al niño sin vida, ambos cayeron al piso inconscientes.

La gente del pueblo se reunió allí y contemplaba la escena asombrada. Los niños explicaron todo. Alguien de la multitud dijo "yo entiendo la razón de todo esto. Hace tiempos, un actor que hacía de Dasaratha abandonó su vida al escuchar del exilio de Rama al bosque". Otro dijo "el niño sólo está actuando su parte. Tan pronto como Hanuman traiga la medicina y se la administre, él se recobrará".

Desde luego, Nityananda ya les había explicado a los niños. Él les había dicho "tan pronto como Yo caiga, todos hacen un círculo a Mi alrededor y lloran. Después de corto tiempo, envían a Hanuman. Mi vida volverá si la medicina es aplicada a Mi nariz". Pero tan pronto como el Señor, quien actuaba perfectamente en Su papel, quedó inconsciente, los niños se pusieron muy trastornados. Ellos perdieron completamente su juicio, y ninguno recordó la instrucción de Nityananda Prabhu.

Ellos sólo gritaban y gritaban, y le llamaban "¡oh hermano, levántate!" Pero las observaciones de los espectadores les hizo recordar la instrucción del Señor. Entonces, un niño partió actuando como Hanuman mientras otro, vestido como sabio se apareció en su camino. Saludándole con una ofrenda de frutas y raíces, el sabio dijo "por favor, quédate conmigo un momento, querido amigo, y bendice mi humilde retiro. Sólo por una gran buena fortuna uno puede lograr la compañía de alguien como tú".

Hanuman contestó "mi trabajo es urgente, debo apresurarme. No puedo detenerme; por favor excúseme pero debo despedirme. Habrá oido hablar de Laksman, el hermano menor de Rama. Ravana le ha dejado inconsciente con su flecha Krisna bhakti. Debo apresurarme en ir a la montaña Gandhamadana. Su vida sólo puede ser salvada si traigo la medicina adecuada". El niño que hacía de Hanuman dijo estas líneas tal como le fue enseñado por Nityananda. Todos miraban con asombro.

A pedido del sabio, Hanuman fue a un lago cercano a bañarse. Otro niño tomó sus pies debajo del agua. Así, el niño hizo de cocodrilo y jaló a Hanuman dentro del agua. El niño que actuaba de Hanuman arrastró al "cocodrilo" hasta la ribera y lo derrotó. Luego Hanuman encontró un enemigo más formidable.

Un niño disfrazado de raksasa corrió tras Hanuman y le amenazó con comerle, diciendo: "Derrotaste al cocodrilo, pero ahora debes derrotarme. ¿Quién revivirá a Laksman si te trago vivo?" Hanuman contestó "tu Ravana es un perro que no vale la pena. Pon tus pies a andar y vete". Así, los dos niños lucharon hasta que se tenían ambos por los cabellos. Empezaron a golpearse a puños. Después de un momento, Hanuman derrotó al raksasa.

Finalmente, el niño que hacía de Hanuman llegó a la montaña Gandhamadana. Allí, unos niños vestidos de gandharvas pelearon con él por un momento, y luego de derrotar los gandharvas, Hanuman trajo la montaña Gandhamadana en su cabeza. Uno de los niños, haciendo de doctor, recordando a Rama, aplicó la medicina en la nariz de Nityananda, quien hacía de Laksman. Por fin, el gran Sri Nityananda Prabhu recobró la consciencia y volvió a Sus cabales.

Al ver esto, todos rieron. Hadai Pandita tomó al niño en sus brazos y todos los niños estaban en éxtasis. Todos preguntaban, "mi querido niño, ¿dónde aprendiste estas cosas?"

Y el Señor sonriendo contestaba "estos son Mis pasatiempos divinos".

En Su temprana edad, el cuerpo del Señor era delicadamente bello. Nadie quería dejar de abrazarle. Todos Le querían más que a sus propios hijos. Por la potencia ilusoria del Señor, nadie podía reconocerle como la Suprema Personalidad de Dios. Así, desde Su temprana infancia, Nityananda disfrutó de nada mejor que recordar los pasatiempos de Krisna.

Todos los niños, dejando a sus padres y sus hogares, constantemente jugaban en compañía de Nityananda Prabhu.

Ofrezco mis humildes reverencias, cientos de veces, a los pies de loto de los niños que jugaron con el Señor Supremo Nityananda. Así, Nityananda Prabhu ejecutó Sus pasatiempos, y desde la infancia, nada le gustó más que el lila de Sri Krisna.

¿Quién tiene la capacidad de describir los pasatiempos trascendentales de Ananta? Ellos son revelados sólo por Su misericordia, por Su propia voluntad. Y así, Nityananda permaneció en Su hogar durante los primeros doce años de Su vida. A esa edad partió de peregrinaje, visitando los diferentes lugares sagrados de la India. Deambuló como peregrino hasta Sus veinte años, y entonces apareció ante Sri Caitanya Mahaprabhu.

Escuchad la narración dada en este Adi lila del Caitanya Bhagavata sobre el peregrinaje de Nityananda Prabhu, la Suprema Personalidad de Dios, quien es blasfemado sólo por malvados y pecaminosos ateos. Nityananda liberó al mundo entero. Él es un océano de misericordia sin paralelo. Sólo por Su misericordia puedo entender la verdad sobre Sri Caitanya Mahaprabhu. Sólo por Sus medios ha sido proclamada la grandeza de Sri Caitanya Mahaprabhu. Escuchad cómo Nityananda Prabhu, el más amado de Sri Caitanya Mahaprabhu, viajó a todos los tirthas sagrados en India.

El Señor primero visitó el lugar sagrado llamado Vakresvara. De allá viajó sólo a la gruta de Vaidyanath.

Después de visitar Gaya, fue a Kasi, la sede del Señor Siva, donde la corriente del Ganges empieza a correr hacia el norte. Nityananda se llenó de felicidad al ver el Ganges. En Kasi se bañó en el Ganges, y con una sed insaciable bebió sus dulces aguas. Él tomó Su baño matutino en Prayaga, en el mes de Magha, y de allí fue al lugar de Su previo nacimiento en Mathura. Habiendo jugado en las aguas del Yamuna en Visrama ghat, el Señor paseó alrededor de la Colina de Govardhan en gran éxtasis, y así caminó por los doce bosques de Vrindavan.

Él visitó la casa de Nanda Maharaja en Gokula, y sentándose allí, lloró de emoción. Ofreciendo Sus reverencias a Madan Gopal, el Señor salió para Hastinapura, el hogar de los Pandavas, donde al contemplar la localidad de esos grandes devotos, el Señor derramó lágrimas. Todos los que gustaban de allí, siendo no devotos, no podían entender. Él se inclinó, contemplando las glorias de Balaram en Hastinapura, y en éxtasis gritó, "ojalá Balaram, el portador del arado, nos libere a todos". Luego, Nityananda fue a Dvarka donde se bañó en el mar en gran felicidad. Él fue a Siddhapura, la sede de Kapila, y en el lugar sagrado conocido como Matsya tirtha, distribuyó grandes cantidades de arroz cocido en un gran festival. Nityananda Prabhu visitó Siva-Kanchi y Visnu-Kanchi y rió al ver el riguroso cismo entre los seguidores de Visnu y los de Siva.

Él fue a Kuruksetra, Priti-daksa, Bindhu-sarovara, Prabasa, y Sudarsana Tirtha, y después de visitar el sagrado tirtha de Trita Kupa, fue a Nisala y de allí a Brahma tirtha y luego a Cakra tirtha. El Señor visitó Pratisrota que queda cerca del Sarasvati occidental. Y de allí, esa gran magnánima personalidad, viajó a Naimisaranya.

Luego, Nityananda Prabhu fue a la ciudad de Ayodhya, y lloró mucho al contemplar el lugar sagrado del nacimiento de Sri Rama. Luego fue al reino de Guhaka el candala, donde Nityananda cayó inconsciente en éxtasis. Al recordar la devoción de Guhaka, Nityananda estuvo inconsciente por tres días. En todos esos bosques, donde el Señor Supremo Rama paró para pasar unos días, Nityananda rodó por el piso en agonía de separación.

Él fue a las riberas del río Sarayu y se baño en sus aguas, y de allí fue a Kausaki, de allí al sagrado retiro del sabio Pulatsya. Después de bañarse en los lugares sagrados de los ríos Gomati, Gandhaki y Soma, escaló la cima del monte Mahendra,y habiéndole dado allí reverencias a Parasuram, siguió a Haridvar, donde se origina el flujo del Ganges sobre esta tierra. Después visitó Pampa, Bhima-rati, y Sapta Godavari, después de bañarse en los tirthas de Benva y Bhipasa.

El gran Nityananda Prabhu luego fue a Karttika y a la montaña de Sri, donde Siva y Parvati moran. En las formas de un brahmana y su esposa, Siva y Parvati residían en la cima de la montaña Sri. Ambos reconocieron a su querida deidad, Nityananda Prabhu, quien viajaba por los lugares sagrados disfrazado como un avadhuta. Ambos se pusieron felices al ver su huésped, y la diosa Parvati, con sus propias manos, feliz, cocinó prasada para Nityananda. Mientras Siva y Parvati hacían ofrendas de alimentos para Nityananda con gran atención, él sonrió y ofreció reverencias a ambos de ellos.

Las charlas confidenciales que ellos sostuvieron, sólo pueden ser comprendidas por Krisna. Despidiéndose, Nityananda Prabhu fue a Dravida.

Después de visitar Venkattanath, Kamakosti-puri, y Kanch, Él llegó a la famosa fuente del Kaveri y de allí fue al lugar sagrado de Sri Rangam, donde pasó un tiempo. De allí fue a Hari-Ksetra, y luego visitó el monte Risabha. Luego viajó al sur de Matura, Kritamala, Tamraparmi, y después viajó hacia el norte al Yamuna, donde visitó la casa de Augustya en la montaña Malaya.

La gente allá se llenó de gran felicidad al contemplar al magnánimo Nityananda Prabhu, quien aceptó su hospitalidad, y de allí con gran placer viajó a Badarikasrama. Nityananda Prabhu estuvo algún tiempo en la morada de Naranarayan Rsi y pasó Su tiempo en completo retiro. De allí fue a la residencia de Vyasa, quien reconoció a Nityananda como el poderoso Balaram.

Haciéndose visible, Vyasa dio la bienvenida a su huésped, y el Señor ofreció Sus reverencias ante Srila Vyasadeva. Luego, Nityananda viajó a la sede de los budistas, donde los encontró sentados. Los interrogó, pero ninguno contestó. Estando airado por causa de los budistas, el Señor les golpeó en la cabeza. Riendo, los budistas huyeron, y Nityananda siguió perseverante Su peregrinaje.

Luego, el Señor llegó al pueblo de Kanyaka, y después de visitar a Durga Devi, viajó al mar del sur de la India. Enseguida fue al pueblo de Sri Ananta, y de allí se dirigió al pozo de las cinco apsaras bailarinas o ninfas celestiales. El Señor luego visitó el templo de Siva llamado Gokarna. Él viajó de puerta a puerta por Kerala y Trigartha, y después de contemplar la honrada esposa de Dvaipayana, Nityananda Prabhu viajó a Nirbindhya, Payosni, y Tapti, en el curso de Sus actividades divinas.

Él visitó Reva, el pueblo de Mahismati y Malatirtha, y luego siguió hacia el occidente, pasando por Suparakha. Nityananda Prabhu estaba desprovisto de todo temor. Él nunca tuvo miedo a través de todos Sus viajes. Su cuerpo parecía débil, por causa de Su constante absorción en conciencia de Krisna. Nityananda Prabhu reía y gritaba por intervalos. ¿Quién podía entender Sus humores trascendentales? Tales fueron los viajes de Nityananda Prabhu, mientras paseaba de un lugar a otro en visita a los tirthas sagrados.

Entonces, casi por accidente, Él se encontró con Madhavendra Puri. El cuerpo de Madhavendra Puri estaba sobrecargado con amor divino por Sri Krisna. Madhavendra estaba acompañado por sus discípulos, quienes estaban llenos de Krisna prema. Madhavendra Puri no probaba otro alimento aparte de las melosidades de Krisna. Las melosidades de conciencia de Krisna eran su único sustento. Su santo cuerpo era el sitio de los pasatiempos de Krisna. No puede haber mayor alabanza de su amor por Krisna, qué decir que el gran Advaita Acarya Prabhu era discípulo de Madhavendra Puri.

Tan pronto como Nityananda vio a Madhavendra Puri, perdió la conciencia externa, y quedó tendido inmóvil, siendo facultado con amor divino. Tan pronto como Madhavendra vio a Nityananda, también perdió conciencia externa y se olvidó del mundo a su alrededor. Sri Caitanya Mahaprabhu declaró, una y otra vez, que Madhavendra Puri es el maestro original de la devoción pura.

Mientras Nityananda y Madhavendra se desmayaron al verse, Isvara Puri y los demás discípulos de Madhavendra lloraban. Después de recobrar la conciencia externa, ambos empezaron a abrazarse, derramando lágrimas de éxtasis. Los dos grandes maestros rodaron por el piso en éxtasis de amor divino, y trasformados por su júbilo, se decían palabras de felicidad con voces de trueno. Lágrimas de amor fluyeron como ríos por los ojos de esos dos grandes maestros. Y mojada con sus lágrimas, la tierra se sintió bendencida. No había fin a la muestra de éxtasis trascendental mostrada por esas dos grandes almas, cuyos cuerpos temblaban, mientras lágrimas fluían de sus ojos y sus cabellos se paraban de punta, porque Caitanya Mahaprabhu bailaba en sus corazones.

Nityananda Prabhu dijo, "hoy he obtenido la realización completa de todos los peregrinajes que haya hecho, porque hoy, Mis ojos han contemplado los santos pies de Madhavendra Puri. Mi vida es glorificada por ser testigo de tal amor divino como el suyo. Sosteniendo a Nityananda en un abrazo fuerte, Madhavendra, rebosado con amor divino, no pudo pronunciar palabra. Y en su felicidad, Madhavendra Puri no deseaba soltar a Nityananda de su abrazo. Isvara Puri, Brahmananda Puri, y todos los demás discípulos de Madhavendra Puri, se sintieron atraídos irresistiblemente hacía Nityananda Prabhu. Aunque ellos habían encontrado tantos santos renunciantes, podían detectar que en ellos no había vestigio de amor por Krisna. Y por encontrar a esas almas desafortunadas y malvadas, ellos sólo ganaron pesar. Y estando afligidos, buscaron refugio en los bosques. Pero ahora ellos estaban aliviados de todas sus penas al contemplar en cada uno la manifestación de amor por Krisna. Durante varios días, Nityananda viajó en compañía de Madhavendra, deleitándose al discutir los pasatiempos de Krisna. Es maravilloso hablar del servicio devocional de Madhavendra Puri. Él se desmayaba al ver una nube negruzca. Día y noche, intoxicado de amor por Krisna, reía y lloraba, deliraba y desvariaba, y gritaba por aflicción como un borracho.

Y Nityananda Prabhu, intoxicado con el néctar de la dulzura de Govinda, tambaleaba y se tropezaba. Cayendo al piso, reía a carcajadas. Al contemplar el maravilloso humor de Madhavendra y Nityananda, la hermandad de discípulos cantaba constantemente el nombre de Hari. Intoxicados por el dulce sabor del amor divino, nadie sabía cuándo era de día o de noche, y el tiempo perdió todo significado. ¿Quién puede entender las charlas que Nityananda tuvo con Madhavendra Puri? Sólo Krisna sabe su significado. Madhavendra no podía soportar separarse de Nityananda, sino que se deleitó en Su constante asociación. Él dijo, Aunque he viajado por muchos santuarios, no había encontrado amor divino por Dios como el Tuyo en ninguna parte. Habiendo obtenido la compañía de un amigo como Nityananda Prabhu, he realizado la misericordia de Krisna. ¡Krisna es tan gentil! Dondequiera que uno pueda obtener la asociación de Nityananda, ese sitio es más que Vaikuntha y todos los santuarios combinados. Si uno escucha de la devoción de un devoto como Nityananda, está seguro de alcanzar a Sri Krisnacandra. Y quien tenga el mínimo de aversión por Nityananda Prabhu, nunca será amado por Krisna aunque sea Su devoto.

De esta manera, Madhavendra glorificó a Nityananda día y noche y le sirvió con amor y devoción. Nityananda Prabhu consideraba a Madhavendra como Su Guru. Esas dos grandes almas estaban tan absortas en amor por Krisna que no podían decir si era de noche o de día. Así, después de pasar un tiempo en compañía de Madhavendra, Nityananda salió hacía el puente de Rama, conocido como Setubandha, en el extremo sur de India.

Madhavendra Puri se fue a visitar el río Sarayu. Estando completamente absortos en Krisna, ninguno de ellos podía recordar nada de sus propios cuerpos físicos. Completamente olvidados de sí mismos, pasaron sus días en la agonía de separación el uno del otro, y así sus vidas estaban preservadas. Porque si alguna conciencia externa hubiera quedado, habría sido imposible para ellos sobrevivir a la agonía de separación. Quien escuche esta historia de Madhavendra con fe y devoción, obtiene el tesoro de amor por Krisna.

Así, Nityananda Prabhu anduvo en éxtasis de amor divino, y después de algún tiempo llegó a Setubandha, el puente de Rama. Luego de bañarse en el ghat en Dana tirtha, fue a Ramesvara, y de allí llegó a Vijayanagar. Habiendo visitado Mayapur, Avanti, y Godavari, el Señor llegó a la sede de Jiyur-Nrisimhadeva. Visitó Trimala, y el sagrado sepulcro de Kurmanath. Por último salió a contemplar a Sri Jagannath Deva, la luna de Nilachala.

Tan pronto como entró en la ciudad del Señor Jagannath, el bienaventurado maestro de Nilachala, se desmayó al contemplar el cakra del Señor. Tomó darsan del Señor Jagannath, viendo Su forma cuádruple (Caturvyuha) completamente manifiesta en toda Su gloria, con Su cuerpo completo de servidores. Nityananda perdió Su conciencia en el éxtasis de esa visión, y al recobrarla, de nuevo la perdió. Esto se repitió varias veces. Nityananda experimentó temblor, sudor, lágrimas de felicidad cayendo al piso, gritos de éxtasis en una voz de trueno.

¿Quién puede describir el éxtasis de Nityananda Prabhu? Después de pasar un tiempo en Jagannath Puri, Nityananda reanudó Su viaje, y con gran entusiasmo, visitó el lugar donde el Ganges se une con el océano. ¿Quién puede describir completamente Sus viajes a los diferentes lugares sagrados? Yo sólo he registrado una parte de ellos, por Su misericordia. Después de visitar los santuarios, Nityananda regresó a Mathura. Se residenció en Vrindavan y allí pasó día y noche absorto en pensamientos de Krisna. No comía nada, sólo una que otra vez tomaba leche si alguien se la daba sin Él pedirla. Nityananda pensó para Sí, "Sri Gouracandra está en Navadvip, pero Su divina gloria permanece oculta. Tan pronto como el Señor manifieste Su divinidad, de inmediato iré a Navadvip y cumpliré mi papel a Su servicio. Así, habiendo hecho arreglos, Nityananda ni fue a Navadvip, ni dejó Mathura, sino que se recreaba constantemente en las aguas del Yamuna, y jugaba en el polvo de Vrindavan con los niños.

Y aunque Nityananda posee completa potencia en todos los aspectos, Él se abstuvo de otorgar devoción por Visnu a cualquier otro. Pensando para Sí que cuando el Señor Gouracandra se manifestara, entonces vendría el momento para ejecutar el pasatiempo de distribuir amor divino por orden de Él. Al pensar que nada debería hacerse sin la orden de Sri Caitanya Mahaprabhu, la grandeza del servicio del Señor no se reducía, y así Nityananda Prabhu esperaba la orden del Señor.

Nada se mueve sin la orden del Señor Supremo, Sri Caitanya Mahaprabhu. Y nadie puede hacer algo sin Su sanción, aunque sea Ananta, Brahma, Siva, o cualquiera de los dioses. Los destructores, directores, y mantenedores del universo hacen su labor sólo por orden de Sri Caitanya. Aquellos pecadores que están afligidos en sus mentes por esto, son completamente descalificados para ser vistos por un vaisnava. Los tres mundos son testigos del hecho que todos obtuvieron el tesoro de amor por Dios por la misericordia de Nityananda. Él es el primero de los devotos de Sri Caitanya Mahaprabhu. Su lengua atesora la gloriosa alabanza de Mahaprabhu.

Nityananda habla de Caitanya noche y día; por servirle, se logra devoción por Sri Caitanya. Todas las glorias a Nityananda Prabhu, el Señor original, por cuya misericordia podemos entender las glorias de Sri Caitanya Mahaprabhu. El apego a Nityananda Prabhu es el regalo de la misericordia de Sri Caitanya. Para quien conoce a Nityananda no hay peligro en ninguna parte. Si alguien desea cruzar más allá de este mundo de oscuridad y sumergirse en el océano de la devoción, que sirva a Nityananda quien es como la luna. Algunos dicen que Nityananda es Balaram. Otros dicen que es la morada del amor divino de Sri Caitanya; que digan lo que quieran. Que Nityananda es un asceta, un devoto, o un sabio, cualquier cosa que Él sea en relación con Sri Caitanya, ojalá que Sus pies de loto se implanten firmemente en los corazones de todos. Si después de escuchar todas las buenas cualidades de Sri Nityananda, aún queda un alma pecaminosa que no le aprecia o que quiere calumniarle o blasfemarle de cualquier manera, entonces yo golpeo su cara con mi pie izquierdo.

Algunos seguidores de Sri Caitanya hablan de Sri Nityananda en tal forma que aunque parecen hablar mal de Él, en realidad ellos le están alabando. Tales vaisnavas exaltados, como Advaita Acarya, son siempre puros de corazón y trascendentalmente honestos. Su aparente desacuerdo y pelea sólo es lila o recreación. Si uno mira a su desacuerdo externamente y toma el lado de uno, calumniando al otro, estará perdido. Por seguir sólo a quienes desaprueban toda calumnia a Nityananda, se logra a Sri Caitanya. ¿Cuándo será mío ese día en que obtendré la visión divina de Sri Caitanya Mahaprabhu y Nityananda Prabhu, rodeados por la asamblea de devotos? Ojalá Sri Nityananda sea mi eterno maestro siempre. Permaneciendo leal a Sri Nityananda, ojalá yo sirva los santos pies de Sri Gouracandra. Que yo lea el sagrado Bhagavatam a los pies de Sri Nityananda nacimiento tras nacimiento. Esta es mi inspiración. Todas las glorias al Señor Supremo, Sri Caitanya Mahaprabhu. Tú nos diste a Nityananda Prabhu y Te lo llevaste. Y sin embargo, ¡oh Mahaprabhu! Otórgame este favor: Que mi mente siempre permanezca apegada a Ti y a Sri Nityananda. Él es Tu devoto más grandioso, sin Tu consentimiento, nadie puede lograr Sus pies de loto.

Nityananda Prabhu deambuló a través de Vrindavan y diferentes santuarios hasta que Sri Caitanya manifestó Su divinidad. Quien escuche esta historia de los peregrinajes de Sri Nityananda, logra el tesoro del amor divino. Sri Krisna Caitanya es la vida y alma de Nityananda Prabhu. Vrindavan Das, orando a Sus pies de loto, canta el Sri Caitanya Bhagavata.

Aquí termina el noveno capítulo del Sri Caitanya Bhagavata, Adi lila, titulado la narración de los pasatiempos de infancia de Nityananda Prabhu, y Su peregrinaje a los lugares sagrados.

siguiente artículo: 6. Sri Jahnava Mata, la sakti de Nityananda

Bienvenido, estamos para servirle. Use este medio para comunicarse con nosotros de una forma rápida y segura.
* espacios requeridos

Por favor seleccione el destino o tema de su mensaje: Pedido de informes a la oficina de comunicaciones de Vrinda
Carta personal a Swami B.A. Paramadvaiti
A Pancatattwa das, secretario de Swami B.A. Paramadvaiti
Reporte de noticia o anuncio a la comunidad
Soy miembro de Vrinda, quiero mandar mis datos personales
Preguntas sobre la filosofía o temas relacionados
Pedido de ayuda espiritual, consejería
Sólo quiero dar un comentario o sugerencia

Información adicional de ayuda para servirle mejor: Primera vez que escribo a la comunidad Vrinda
Mensaje urgente
Pedido de ayuda en emergencia

Nombre:*
Ciudad:*
País:*
Resumen corto del mensaje (mensaje o pregunta que resume toda su carta, esto nos ayuda a identificar la urgencia o prioridad de su mensaje) :
Máximo tres líneas por favor.*

Mensaje completo:

Su dirección e-mail:*
E-mail secundario:
Para miembros y amigos de la comunidad: Recibí iniciación espiritual de:
Swami B.A. Paramadvaiti
Srila Atulananda Acarya
Otro:
Fecha de iniciación (día/mes/año):

Edad:
Sexo: Masculino Femenino
Teléfono:
Ocupación, profesión:
Página web, blog:
Intereses, hobbies:
Deseo recibir gratis en mi correo: Boletín de Yoga Inbound y Vegetarianismo
Noticias de la comunidad Vrinda
Anuncios y noticias para miembros de la comunidad

Extra: Antes escribí pero no recibí respuesta
Deseo confirmación de recepción de este mensaje
Ya me suscribí al boletín pero no recibo noticias ni boletines, por favor revisar mi suscripción

Por favor revise bien antes de enviar su mensaje, los espacios requeridos son: nombre, resumen, email, ciudad y país.
Gracias por escribir.




Volver al inicio de la página

Recomendados

Archivos de GuruMaharaj.net 

Apuntes de clases | Artículos
Canciones | Cartas
Comentarios | Conferencias
Consejos | Entrevistas
Frases | Libros
Ofrendas | Poemas
Proyectos | Reflexiones  
Reportes
Resumenes de chats

OKI RECOMENDADO
 
Ver nuevos OKIs